Juan Pablo Venegas Inostroza
https://artenlinea.s3.amazonaws.com/3029/profile_settings/3142/thumb/IMG_0599.JPG

Chile
Miembro desde may, 2012

últimas series

Juanparasanjuan

Algunas obras de Juan Pablo Venegas Inostroza

De juan para san juan3

De Juan para San Juan

Otro

Otro/minuto/perdido

Aquinohay1

Aquí no hay


Acerca de Juan Pablo Venegas Inostroza

Mi investigación plástica se centra en la relación entre texto e imagen. Con este propósito, el grueso de mi obra se sustenta en dos estrategias principales. La primera consiste en el desarrollo de instrucciones (textos) para la ejecución de la obra. La segunda, en hacer ingresar al campo de las artes visuales textos que interpelan la visualidad de la obra a través de enunciado tautológicos o preguntas respecto de ésta.

Últimamente he venido aproximándome al lenguaje de programación vislumbrando la conexión que existe entre las instrucciones escritas, a través de códigos de programación, y lo programado, en este caso, obra.


Juan Pablo Venegas Inostroza
Artista Visual

______________________________________________

https://vimeo.com/juanpablovenegas


______________________________________________

Lo fútil y la pérdida: aprender a mirar

Sobre obra visual de Juan Pablo Venegas

Obras en blanco y negro. Sencillez cromática que dirige la recepción estética hacia lo invidente, hacia lo enunciado oblicuamente, hacia el sentido obtuso. Sabido es que al mundo lo habitamos representacionalmente, con conceptos e ideas construidas de antemano, como el lenguaje en sus diversas manifestaciones. Intentar relativizar esta manera oficial de comprender el mundo es un movimiento revolucionario o, siendo más taxativa, anarquista. La mayoría de la producción artística de Juan Pablo Venegas utiliza estas problemáticas presentando soluciones que ayudan a elaborar o al menos a incentivar una mirada nueva sobre las cosas. En la obra de Venegas este intento se centra en los modos lingüísticos más comunes: la imagen y la palabra, presentándolos no como opuestos, sino como interconectados y tensionados.

Los convencionalismos occidentales sobre cómo ver –leer y observar- correctamente se subvierten en obras como Cien fotografías, en la que se imprime en papel fotográfico textos literarios o incluso fechas como señal de que, lo que visualmente ha ocurrido, queda registrado en frases simples o complejas, según sea el caso, generando una situación en la que se extrapola, de alguna manera, el modo occidental de lectura hacia el sentido oriental que involucra la verticalidad, los ideogramas y el uso e importancia de los espacios en blanco como parte del sentido total. Esta valorización de los espacios en blanco en la obra de Venegas acentúa cierto forzamiento de la contemplación con el fin de ofrecer una significación que vaya más allá de lo obvio, una significación que enseñe a desmenuzar lo observado, a no quedarse en la primera lectura, incentiva a profundizar en lo que aparentemente se muestra vacío.

Este vaciamiento se relaciona con la sensación de pérdida y sinsentido en la cotidianeidad del hombre, en la merma del horizonte de sentido o, al menos, en su movilidad hacia la lejanía, produciendo un universo compuesto por momentos fútiles y repetitivos, anestesiando la vida del sujeto. Así lo vemos en la obra Otro/minuto/perdido, en el que se presenta un reloj despertador intervenido con la frase que titula a la obra, manifestando lo inútil tanto de lo reiterativo de la rutina, como de la espera que supone la lectura de la frase. El reloj, con su tictac, nos susurra en el oído –y en el ojo- un secreto que es constitutivo del hombre: estamos arrojados en el mundo, esperando en la construcción de su sentido.

Un claro ejemplo de esta situación es a obra Esto, en que se intenta elaborar ese sentido vital. Sobre una cinta de papel se han impreso diversas definiciones que atisban su propia significación (una guirnalda, un puente colgante, una carretera sin retorno) finalizando los 5,7 metros de largo con las palabras “Etc.”, “O no”. Esta obra presenta cierta dualidad en el ejercicio de dotar de sentido al mundo, pues la cinta de papel puede ser tanto lo que se escribe sobre ella como las posibilidades infinitas dadas por el “Etc.” o por la negación absoluta dada por el “O no”. La dicotomía y contradicción que supone encontrar un horizonte de sentido y su progresivo movimiento hacia el infinito están presentes en esta obra, volviendo al mundo como un receptáculo de inagotables ejercicios donde todo puede o no ser. Lo preconcebido de los conceptos da paso a la inauguración de un conjunto inacabable de ensayos donde la subversión de lo oficial y lo acuoso de las ideas preestablecidas es la tónica.

Aprender a mirar desde esta acuosidad es lo que la producción estética de Juan Pablo Venegas postula. En la obra Aquí no hay vemos un papel escrito con incisiones enumerando las estructuras anatómicas de ojo y cerebro, invisibilizando no sólo estas estructuras corporales, sino también al proceso de observar y comprender, pues la lectura de este papel sólo es posible con luz dirigida. Esta característica de la obra alude directamente a la rigidez y manipulación del pensamiento humano que es adiestrado por los procesos de culturización y socialización desde la infancia. Sin embargo, esta obra requiere, a la vez, de un espectador atento y reflexivo que pueda trastocar el “Aquí no hay” –ojos, cerebro, cuerpo vacío- por un “Aquí hay” –contemplación, entendimiento, sujeto analítico-.

La obra plástica de Venegas es una invitación a mirar y a reelaborar el mundo circundante e interno a partir de un viaje que va desde el vaciamiento de sentido convencional hacia la experimentación y maleabilidad de las significaciones, mostrando las contradicciones y volatilidad de este proceso.  La utilización del blanco y el negro, de elementos cotidianos y la interconexión de palabra e imagen es el modo más cercano y prístino que Venegas nos ofrece para volver lo obvio en obtuso, para aprender a leer entre líneas y atreverse a contrarrestar lo prejuzgado de nuestro universo.

 

Patricia Arellano Galgani

Historiadora y Teórica del Arte – U. de Chile

Verano 2012